Web Exclusive MÁSCARA PERRO ZOMBI DE RESIDENT EVIL large | Party Fiesta

MÁSCARA PERRO ZOMBI DE RESIDENT EVIL

No. artículo 215328

54,98 €

¿Hay alguna máquina de escribir cerca? Va a hacer falta guardar la partida antes de cruzarse contigo este Halloween. Con esta máscara de perro zombi de Resident Evil, cualquiera que se haya enfrentado a los Cerberus decidirá mantener una distancia prudente... y comprobar su reserva de munición. Esta fabulosa máscara de látex de diseño realista está inspirada en los canes infectados que aparecen en la saga de películas y videojuegos de Resident Evil. Presenta el terrorífico rostro de un dóberman seriamente afectado por el Virus-T, con la piel rasgada y la boca ensangrentada. Si no tienes un buen manojo de hierbas rojas en el alijo, ¡corre!

Leer más...
¿Hay alguna máquina de escribir cerca? Va a hacer falta guardar la partida antes de cruzarse contigo este Halloween. Con esta máscara de perro zombi de Resident Evil, cualquiera que se haya enfrentado a los Cerberus decidirá mantener una distancia prudente... y comprobar su reserva de munición. Esta fabulosa máscara de látex de diseño realista está inspirada en los canes infectados que aparecen en la saga de películas y videojuegos de Resident Evil. Presenta el terrorífico rostro de un dóberman seriamente afectado por el Virus-T, con la piel rasgada y la boca ensangrentada. Si no tienes un buen manojo de hierbas rojas en el alijo, ¡corre!
Oferta especial
Envío gratis a Península para pedidos superiores a 40€ Detalles
Envío gratis para pedidos superiores a 40€

¿Hay alguna máquina de escribir cerca? Va a hacer falta guardar la partida antes de cruzarse contigo este Halloween. Con esta máscara de perro zombi de Resident Evil, cualquiera que se haya enfrentado a los Cerberus decidirá mantener una distancia prudente... y comprobar su reserva de munición. Esta fabulosa máscara de látex de diseño realista está inspirada en los canes infectados que aparecen en la saga de películas y videojuegos de Resident Evil. Presenta el terrorífico rostro de un dóberman seriamente afectado por el Virus-T, con la piel rasgada y la boca ensangrentada. Si no tienes un buen manojo de hierbas rojas en el alijo, ¡corre!